Historieta y poema del pedo

UN PEQUEÑA EQUIVOCACIÒN Un joven quiso hacer un regalo de cumpleaños a su novia y decidió comprar un par de guantes que le parecieran muy apropiados como uso personal.
Como su hermana andaba de compras, fueron ambos a un almacén de artículos para dama. Mientras él comparaba los guantes, y hacía que se los empacaran, ella compraba unos calzones de seda.
Al día siguiente, al arreglar los paquetes, en el almacén sucedió un grave error; los guantes fueron enviados a la hermana y los calzones a casa de su novia.
La carta que envió a su prometida en el mencionado regalo decìa: Mi querida Beatriz.
Tiene ésta por objeto recordarle que no la olvido en su cumpleaños y deseo expresarle mi estimación con este pequeño obsequio. Pues usted no ha tenido la costumbre de usarlos, cuando salimos juntos a la calle.
Estos le quedan muy buenos a mi hermana pero yo quise que fueran más largos, aunque ella dice que se usan cortos y de un solo botón. Son de un tejido muy delicado. La señorita me mostró unos que tenía puestos desde hace tres meses y aún no estaba deteriorados. No imagina como deseo ponérselos personalmente. No dudo que otras manos de caballero estarán en contacto con ellos, antes de volver a verlos, pero espero que usted se acordará de mi cada vez que se los ponga y se los quite.
Yo dejé que la señorita del almacén se los midiera y francamente se le veían muy bien a ella.
No estoy seguro de la medida, porque no soy competente en estos asuntos. Cuando se los ponga por primera vez, rocíelos con polvo talco para que le entren con facilidad. Cuando se los quite, ventílelos antes de guardarlos, pues naturalmente quedan húmedos con el uso.
Espero que usted aceptará este regalo con el mismo espíritu de alegría con que han sido obsequiados, y le suplico llevarlos puestos al próximo baile al que asistiremos juntos y anotar las miles de veces que los he besado por todas partes pensando en usted.
Tuyo hasta el capullo
Caliche POEMA DEL PEDO El pedo es un aire ligero
que sale por un agujero
con un olor acedo,
que anuncia la llegada
de su amiga la cagada.
El pedo es un alma en pena
que a veces sopla y a veces truena;
es como el agua que se deliza,
que cuando sale nos causa risa.
El pedo es vida, el pedo es muerte,
Y tiene algo que nos divierte;
el pedo es aire que cuando va soplando
todo la va fumigando.
El pedo puja, el pedo llora,
Y a veces suena como tambora;
el pedo es aire, el pedo es ruido,
y a veces sale por un descuido.
El pedo es fuerte e importante,
pues le sale a toda la gente;
en este mundo el pedo cuenta,
porque todo mundo se los avienta.
Hay pedos gordos, hay pedos flacos,
Segun los gruesos que sean los tacos;
el pedo tiene algo monstrouso,
si te lo aguantas te manda al pozo.
Hay pedos tristes, y los hay risueños
segun el gusto que tenga el dueño;
el pedo es terco, el pedo es suavecito,
y apesta cuando sale con su juguito.
Si algun pedo toca tu puerta,
no se la cierres dejala abierta,
deja que salga, dejala que gire,
deja que alguien mas se lo respire.
Los pedos tienen muchos olores,
si no preguntale a los doctores;
este poema ya ha terminado,
y ojala ese pedo te los has echado
antes de que resultes bien cagado.

Anuncios

~ por m1liki en junio 6, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: